Legaltech, la tecnología en el ámbito legal

Legaltech

No resultaría difícil adivinar qué es el legaltech si tuviésemos que definir esta palabra en base a su composición. Es decir, por legal podemos deducir sobre una legalidad que figura dentro de unas normas, sin embargo por tech, no cabe duda de que se trata de una o varias tecnologías proveniente del inglés technology. Pues bien, habiendo llegado hasta aquí, podemos dar por hecho de que el legaltech es una combinación entre la tecnología y el ámbito legal que introduce procesos y soluciones automatizadas, dejando atrás las técnicas y gestiones que tradicionalmente se han estado usando hasta ahora.

Al igual que en otros sectores la abogacía y el derecho en general, ha tenido que adaptarse a las circunstancias que está viviendo la sociedad actual y a las nuevas demandas que surgen de ella.

Nota

En este artículo no se habla sobre si las personas del mundo jurídico serán suplantados por robots, ya que a corto plazo es algo impensable. Sino que el legaltech ha venido a revolucionar el modus operandi que hasta ahora, se habían mantenido con el modelo tradicional.

Qué es el legaltech

Como bien hemos podido deducir al principio de este artículo, se trata de una combinación entre la parte legal y la tecnología y así, crear soluciones mediante un software que permite desde la gestión por parte de un ciudadano a las consultas o procesos legales a través de una web o aplicación, hasta la automatización de los procesos que son recurrentes a diario por parte de los letrados. De esta forma, se reducen las horas invertidas en trabajos que requieren de cierta iteración o que son repetitivos.

Este concepto donde la tecnología y la parte legal van den la mano, se lleva aplicando desde hace unos años mejorado gracias a la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático (ML) por despachos pioneros en el derecho digital y participes de la evolución del derecho en nuestros tiempos. Esto ha abierto una ventana tanto al cliente como a la del propio letrado, ya que por un lado se requiere de una atención o solución legal y por el otro, la solución u orientación en sí.

Por ello, el software es un aliado estratégico para que el concepto en sí funcione y de esta manera, los despachos podrán dedicar sus esfuerzos en la legalidad, automatizando sus procesos y creando bases de conocimiento a disponibilidad del cliente y del propio despacho, reduciendo los costes de gestión y aumentando la capacidad de respuesta a corto plazo.

La inteligencia artificial aplicada al derecho

La inteligencia artificial (IA) y según como lo tenemos reflejado en los términos tecnológicos en este blog, es una combinación de algoritmos informáticos cuyo propósito es la emulación de las capacidades del ser humano para posteriormente, ser aplicado en los diferentes campos que en este caso, se aplica al mundo jurídico.

Al aplicar este tipo de tecnología en el ámbito legal, obtendremos grandes beneficios como la investigación, predicción, aprendizaje y resolución de problemas para posteriormente, tomar la decisión más acertada en cada caso.

Investigación

Convierte la labor investigativa legal sobre antecedentes y la documentación que puede ser relevante en una tarea menos tediosa, aportando respuestas y la jurisprudencia necesaria para poder preparar los casos de forma rápida y eficiente, gracias a bases de datos que contienen información legal.

Predicción

Por medio de la información legal que se almacenan en bases de datos, la IA nos puede ayudar a evaluar sobre el desempeño de los tribunales de una región concreta, ayudándonos a definir nuestra posible estrategia legal y previendo los costes, beneficios o porcentaje de éxito de un caso concreto. Gracias al aprendizaje automático estos patrones son aplicados por una máquina para proporcionar al ámbito legal servicios innovadores tanto para la industria, la ciencia & tecnología y los ciudadanos.

Chatbots

El chatbot es un asistente virtual basado en un software de automatización que contiene una base de conocimiento e interactúa con el usuario para asesorar, solucionar un problema u orientar de forma inmediata, según la información proporcionada previamente por el usuario. Estos bots son previamente programados por profesionales del derecho al que se le aplican técnicas de aprendizaje automático por medio del análisis e interpretación de patrones, para posteriormente aplicarlo al mundo jurídico.

Due Diligence o diligencia debida

La IA también ayuda a los procesos de revisión, clasificación e identificación de documentos más conocido como due diligence, realizando este tipo de tareas de forma rápida y eficiente. Otro punto que parece bastante interesante es la reducción del coste del proceso y los honorarios incurridos.

Conclusión

En pocas palabras, el mundo jurídico realiza su transformación digital a toda velocidad gracias a nuevas tecnologías que permiten a los despachos jurídicos automatizar aquellas tareas requeridas por la burocracia, reduciendo el tiempo de estos procesos. Es cierto que este concepto también modificará el modelo de facturación que hasta hoy día se conoce como honorarios, ya que el tiempo empleado por una maquina no es el mismo que el de una persona.

Por otra parte cabe decir que no todo son malas noticias para aquellos despachos acostumbrados al modelo tradicional, el abogado podrá centrarse en la defensa del caso utilizando las herramientas que ofrece el legaltech y así, aumentar las probabilidades de éxito en la defensa de sus clientes, reduciendo el riesgo de perder casos en el futuro gracias a los patrones que facilita la inteligencia artificial.

NEWSLETTER

Suscribirte a Exploradata.com es recibir en tu bandeja de entrada los últimos artículos y novedades del blog, para que no te pierdas nada.